Mi dúo dinámico PostQuam

jueves, junio 04, 2015

Desde la adolescencia he tenido una relación amor - odio con mi cabello (más odio que amor, debo confesar); mi cabello en la niñez era lacio y delgado, creo que a mi madre no le gustaba y me hacía tratamientos como bases para que se me pusiera ondulado, algunas veces quedé muy china y otras mi cabello fue maltratado hasta lo inimaginable, en una ocasión hasta tuvieron que raparme. Así que, en cuanto tuve consciencia tomé valor y me negué a que me realizaran este tipo de tratamiento. Demasiado tarde. Aquel lacio encantador se volvió entre lacio los primeros diez centímetros, medio ondulado los siguientes veinte, se volvió rebelde y de ahí en adelante ha sido una lucha constante para lograr tenerlo por  lo menos, sano.

Algo que tampoco ha ayudado mucho es el hecho de que nado, así que varias horas a la semana las paso en contacto con el agua, químicos, cloro y demás cosas que mantienen a una alberca limpia y funcional. Imagino que mi cabello también me odia por todas estas cosas.




Hace unas semanas llegó a mis manos el champú para cabellos frágiles Pro Volume de la marca Postquam, y ¡oh sorpresa! a partir de la segunda vez que lo usé empecé a notar cambios en mi larga cabellera. Lo empecé a notar más manejable y con menos nudos al momento de hacerme coletas.

En la etiqueta menciona que contiene keratina lo que hace que el cabello se vaya haciendo más fuerte y resistente y, de ser yo una escéptica de este tipo de productos pasé a fiel consumidora de este champú. Huele a limpio y eso, ¡me fascina a la hora del baño!, hace mucha espuma y la textura es espesa, sólo es champú pero en mi caso actúa también como acondicionador.


Lo he combinado con otros productos de la marca, como la mascarilla (también para cabellos frágiles), la aplico de dos a tres veces por semana en los días que nado para reparar el daño y me ha sorprendido lo diferente que se siente la melena: sedosa, con volumen, lo puedo peinar sin dificultad y mi cabello ha dado un gran cambio. Casi siempre usaba una coleta completa o un chongo, ya que no me gustaba cómo se me veía suelto, se esponjaba tanto que parecía Rarotonga (si no sabes quién es, googleala), se enredaba y bueno, era un caos. 




Hoy lo suelto, me hago diferentes peinados, ¡me gusta mi cabello! 
En conclusión, estoy teniendo una reconciliación de las mejores con mi larga melena.
¡Mi nuevo dúo dinámico!


También podría gustarte

0 comentarios

Licencias

Licencia Creative Commons
Lo Uso y Te Cuento por Lore Clavel se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Basada en una obra en www.lousoytecuento.com.

Las imágenes mostradas en este blog que no cuenten con la leyenda "fuente", son propias. Algunas son tomadas de la web y se suponen de dominio público. Si consideras que alguna de ellas está violando los derechos de autor, por favor envíame un email para retirarlas.