¿Por qué contratar un seguro de vida?

jueves, octubre 01, 2015


A nadie le gusta hablar de la muerte, sin embargo es un hecho que no podemos evitar. Cómo cabezas de familia y sustento económico hay una pregunta que ronda nuestros pensamientos creando incertidumbre y preocupación: ¿qué pasará con mi familia si yo falto?

Para empezar, si el jefe de familia falta no solo será un golpe emocional fuerte para todos los demás miembros; a eso hay que añadirle la angustia sobre la situación económica para quien quede como responsable, porque siendo honestos, son muy pocos los previsores que dejan todos sus asuntos de bienes y económicos en regla; y mientras se llevan a cabo todos los trámites de pensiones, cancelaciones, etc. ¿Cómo se van a pagar los gastos funerarios? ¿De qué se van a mantener? Porque muchas familias para poder cubrir la emergencia recurren a pedir prestado, y así, entre dolor emocional, shock psicológico y deudas económicas viven un duelo que al final los deja agotados físicamente y sin un peso en la bolsa.

No sé por qué se piensa que los seguros de vida son caros, difíciles de contratar y que son un "gasto", cuando realmente son una inversión que vale la pena tener. He cotizado seguros de vida y algunos salen desde $950 pesos (mxn) anuales, con una suma asegurada de $300,000 mxn, que en este momento es la más baja que se puede contratar. Al llenar el contrato se realiza un cuestionario para conocer las características del solicitante y su entorno que puedan influir en forma positiva o negativa en la posibilidad de que suceda el evento: edad, constitución física, estado de salud, ocupación, aficiones o deportes, hábitos, historia familiar, etc.

Hay varios tipos de seguro de vida (por muerte, invalidez, muerte accidental, con ahorro, temporales o los tan sonados dotales) por lo cual recomiendo lo siguiente:

  • Busca un asesor de seguros y haz todas las preguntas que necesites, la más mínima duda debe quedar resuelta. Recuerda que es la tranquilidad de tu familia la que estás tratando.
  • Investiga en los organismos regulatorios de las aseguradoras sus fichas estadísticas y sanciones impuestas para poder tomar una mejor decisión. En México estas instituciones son la Condusef y la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas.
  • Número de personas dependientes económicamente, monto de los gastos de la casa cada mes y de educación, son tres aspectos que debes considerar al elegir la suma asegurada.
  • Si uno de los beneficiarios es menor de edad, no importa, es el nombre que debe aparecer en el contrato. He sabido de casos donde se designa al tutor y al final resulta que el menor de edad no recibe el dinero, ya que por ley el beneficiario es la otra persona y su obligación solo era moral. Así que, mucho cuidado con este punto.
 Si de veras quieres a tu familia demuéstraselo no sólo en vida, también cuando faltes.

También podría gustarte

0 comentarios

Licencias

Licencia Creative Commons
Lo Uso y Te Cuento por Lore Clavel se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Basada en una obra en www.lousoytecuento.com.

Las imágenes mostradas en este blog que no cuenten con la leyenda "fuente", son propias. Algunas son tomadas de la web y se suponen de dominio público. Si consideras que alguna de ellas está violando los derechos de autor, por favor envíame un email para retirarlas.